94C56C7B-27F1-4A20-93B7-E470478593FA

El problema es mi mala memoria

Si al tomar todos estos recuerdos no logro más que acumular escombros, ninguna estructura firme de lo vivido

No sé en donde me voy a refugiar cuando llueva en la flacidez de este cuerpo.

Ni de que amor de juventud me podré jactar si todos mis amores nacieron viejos.

Que yo recuerde, cuando amé más fue cuando ame más mal

Que yo recuerde, después en la vida uno ama mejor pero ama menos

Se tiene uno más desconfianza de proyectar tanta credulidad. Se tiene uno más paciencia de haberse sumido en tanto desasosiego.

Y así es como me siento acerca del pasado y el futuro, no me dedico a las cosas sublimes sin antes no perderme en la frivolidad

No soy bondadosa sin antes no ser despiadada

No puedo amar la vida sin antes no aborrecerla

¿Como puedo ser yo sin antes no negar mi existencia?

Anuncios
Publicado en Lo que se debe leer | Deja un comentario

El túnel

El túnel es la confesión de un hombre y su oscuridad. El relato de su profunda desconexión con la realidad de sus sentimientos y su incapacidad de empatía. La detallada introspección de una obsesión y la impotencia de verse aislado. Desconocido por aquella a quien ama. Incapaz de vivir su pasión debido al aislamiento al que se ha condenado.
Este es de los libros más fascinantes que he leído en los últimos meses, un libro en el que Sabato devela su visión metafísica. Reafirmando la separación a la que nos condenamos cuando nos encerramos en nuestros pensamientos y la fuerza que estos ejercen. A veces más fuertes que la realidad, llevando a algunos hasta lo inadmisible, lo enfermizo o lo inhumano.

img_2571

Mi parte favorita en el capítulo 30:

        Intuí que había caído en una trampa y quise huir. Hice un enorme esfuerzo, pero era tarde: mi cuerpo ya no me obedecía. Me resigné a presenciar lo que iba a pasar, como si fuera un acontecimiento ajeno a mi persona. El hombre aquel comenzó a transformarme en pájaro, en un pájaro de tamaño humano. Empezó por los pies: vi cómo se convenían poco a poco en unas patas de gallo o algo así. Después siguió la transformación de todo el cuerpo, hacia arriba, como sube el agua en un estanque. Mi única esperanza estaba ahora en los amigos, que inexplicablemente no habían llegado. Cuando por fin llegaron, sucedió algo que me horrorizó: no notaron mi transformación. Me trataron como siempre, lo que probaba que me veían como siempre. Pensando que el mago los ilusionaba de modo que me vieran como una persona normal, decidí referir lo que me había hecho.Aunque mi propósito era referir el fenómeno con tranquilidad, para no agravar la situación irritando al mago con una reacción demasiado violenta (lo que podría inducirlo a hacer algo todavía peor), comencé a contar todo a gritos. Entonces observé dos hechos asombrosos: la frase que quería pronunciar salió convertida en un áspero chillido de pájaro, un chillido desesperado y extraño, quizá por lo que encerraba de humano; y, lo que era infinitamente peor, mis amigos no oyeron ese chillido, como no habían visto mi cuerpo de gran pájaro; por el contrario, parecían oír mi voz habitual diciendo cosas habituales, porque en ningún momento mostraron el menor asombro. Me callé, espantado. El dueño de casa me miró entonces con un sarcástico brillo en sus ojos, casi imperceptible y en todo caso sólo advertido por mí. Entonces comprendí que nadie, nunca, sabría que yo había sido transformado en pájaro. Estaba perdido para siempre y el secreto iría conmigo a la tumba.

Publicado en Amor, Lecturas, Lo de interés hoy, Lo que se debe leer, Obsesión, Prosa | Etiquetado , , | 1 Comentario

Pineal

image

No todo entra por la vista pero es la costumbre
filtramos visualmente las emociones
escuchamos con los ojos
saboreamos con los ojos
con los ojos reímos y lloramos
vivimos con los ojos bien abiertos y por eso no vemos nada.

Nada nos asusta
nada nos detiene
el que puede ver el mundo es el que conoce el mayor engaño y reconoce su impotencia.

Las ventanas del alma, dicen
las puertas al infierno, digo
el ciego sabe
el ciego es sabio
me dan miedo los ciegos
Conocedores de la verdad

Por ejemplo
si yo te amara pero no pudiera verte
no me dolería tanto la oscuridad de tú partida.

Si viviéramos sin poder vernos, nos conoceríamos mejor.

La visión esta borrosa

Esta imagen no es lo que es

Estos ojos
¿Cuando despertaran?

*

*

*

Arte: Takato Yamamoto

Publicado en Amor, Arte y fotografia, Enfermedad, lo que escribo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

No olvides 

 

 

Siempre hay alguien -o algo- esperando por ti,

algo más fuerte, más inteligente,

más malo, más amable, más duradero,

más grande, algo mejor,

algo peor, algo con

ojos de tigre, mandíbulas de tiburón.

Algo más loco que la locura,

más cuerdo que la cordura,

siempre hay alguien -o algo-

esperándote:

mientras te pones los zapatos,

mientras duermes

o cuando vacías un cubo de basura,

o acaricias a tu gato,

o cepillas tus dientes,

o festejas un feriado,

siempre hay alguien -o algo-

esperándote.
Recuérdalo

para que, cuando pase,

estés lo más listo posible

mientras,

que tengas un buen día

-si es que todavía estás ahí-

Yo pienso que estoy

-me acabo de quemar los dedos

con este cigarro-

-Charles Bukowski

Publicado en Amor, Arte y fotografia, Bukowski, Lo que se debe leer, Poetas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Un viaje corto y adiós

img_2448

Una mente que esta constantemente debatiendo acerca de algo que sucedió en el pasado o algo que asume sucederá en el futuro pero nunca viviendo en unidad con el presente. Alimentando enigmas insoportables o convenciones sociales absurdas. Yo no quiero la vida que tengo quiero toda la vida. Yo no quiero sentir el amor que se me ofrece quiero sentir todo el amor ofrecido en el tiempo. No quiero sufrir mis insignificantes sufrimientos quiero sufrir el de todos los siglos. Porque  no soy quien soy pero soy todo el que ha sido maldecido. Soy el abandono del cuerpo en el frío. Soy los que han muerto en la hoguera. Soy toda la sangre en todas las venas. No soy fénix soy Ceniza. Soy huesos. La calcinación astral de todas las almas en sus días. Profundamente comprometida a una vida intelectual, razonamientos inútiles y comportamientos ambiguos. Engañada para creer en una supremacía existencial sobre otras especies. Esclava de la historia y de las nuevas ideologías. Prisionera de una piel como la tuya. Seguidora de todo movimiento corrupto. cansada. Ya no busco una respuesta, más bien busco dejar de preguntar. ¿Creeré en la s redenciones ofrecidas? Creeré en un universo fractal que me ofrezca la salida? El conocimiento, no es la liberación que buscaba. El conocimiento es una prisión, un espejismo, quiero más que nada sentir, no saber (Ser un ser sensitivo es la forma más violenta de existencia, y aún así nos creemos afortunados)

*

*

*

Arte: Raymond Doulliet

Publicado en Arte y fotografia, depresión, Enfermedad, lo que escribo, Obsesión | Etiquetado , | Deja un comentario

Antes que anochezca

image

Para escribir hay que vivir a toda costa, no se vive si no se enfrenta el miedo. El miedo está siempre presenté, lo impregna todo. Pero se enfrenta por esas ganas incesantes de manifestarse. Es el combustible que una vez que no hay nada que perder, lo incendia todo. El escritor que me estremece, es el que no ha detenido la marcha hasta decir lo que le ha llenado de furia el pecho, lo que le ha apasionado hasta la enfermedad o le ha conducido a la locura. Las grandes lecturas son las escritas como una declaración íntima hacia la libertad de ser quién se es y nadie más. La escritura trascendental es aquella que bajo la represión a la que se es sometido de cualquier manera humana (o inhumana) se rebela con ecuanimidad, develando así el lado oscuro y luminoso de quién la ha escrito.

Así se escribió esto:

Creo que la época más fecunda de mi creación fue la infancia; mi infancia fue el mundo de la creatividad. Para llenar aquella soledad tan profunda que sentía en medio del ruido, poblé todo aquel campo, bastante raquítico por cierto, de personajes y apariciones casi míticos y sobrenaturales. Uno de los personajes que venía todas las noches era el de un viejo dándole vuelta a un aro, debajo de la inmensa mata de higuillos que crecía prodigiosamente frente a la casa. ¿ Quién era aquel viejo? ¿Por qué le daba vueltas a aquel aro que parecía ser la rueda de una bicicleta? ¿Era el horror que me aguardaba? ¿El horror que aguarda a toda vida humana? ¿Era la muerte? La muerte siempre ha estado muy cerca de mi; ha sido siempre para mí una compañera tan fiel, que a veces lamento por morirme solamente porque entonces tal vez la muerte me abandone.

*

La belleza es en sí misma peligrosa, conflictiva, para toda dictadura, porque implica un ámbito que va más allá de los límites en que esa dictadura somete a los seres humanos; es un territorio que se escapa al control de la policía política y donde, por tanto,con puede reinar. Por eso a los dictadores les irrita y quieren de cualquier modo destruirla. La belleza, bajo un sistema dictatorial es siempre disidente, porque toda dictadura es de por sí antiestética, grotesca; practicarla es para el dictador y sus agentes una actitud escapista o reaccionaria.

*

Por cada minuto de placer que vivimos, sufrimos después años de Pena; no es la venganza de dios, es la del diablo, enemigo de todo lo bello. Pero todo lo bello siempre ha sido peligroso. Martí decía que todo el que lleva luz se queda solo; yo diría que todo el que practica cierta belleza es, tarde o temprano, destruido. La gran humanidad no tolera la belleza, quizá porque no puede vivir sin ella; el horror de la fealdad avanza cada día a pasos acelerados.

Reinaldo Arenas

Publicado en Amor, Denuncia, Enfermedad, Lecturas, Lo que se debe leer, Obsesión, Prosa | Etiquetado , , | Deja un comentario

Quien soy

 

image

Hoy me he dedicado a leer fragmentos de lo que fui hace unos meses y ya no soy, ¿quién soy ahora? Es una ironía, sé quien soy pero no lo puedo escribir, o me vivo o me escribo no he logrado llegar a unirme.

 

Creo en ti alma mía, pero el otro que soy no debe disminuirse ante ti,

y tú no debes humillarte ante él.

Échate conmigo en la hierba, pierde tu control y arrojarlo por la garganta.

Nada de palabras, ni música ni rimas pretendo, nada de

hábitos o lecturas, ni aun las mejores.

solo tu arrullo pretendo, el susurro de tú  aquietada voz.

Walt whitman

*

*

*

 

Publicado en Lecturas, Poetas y arte, Traducción | Etiquetado , | Deja un comentario

Se acerca el fin

 

image

Estoy atrapada en esta vorágine de sueños, fascinada no por la creación misma si no por la forma en que la creación se ve reflejada en otros. Buscando las palabras correctas, los gestos adecuados para encontrar mi mirada en ellos y al mismo tiempo rechazando toda unidad con mis acciones. Fabricando una inestable individualidad. Separada en una fase temprana de conciencia. Preservándome y aniquilándome simultáneamente en un mar de contradicciones. Suplicando en vano el poder morir en el vórtice del placer. Ya no le temo a los pasillos esterilizados. Ya no le temo a los asquerosos partos. Me reconozco, reclamó esa imagen de creación visceral. Tomo la pasión y la sequedad del sexo por igual. Acepto que coexisten el amor y el desamor, que hay inviernos y fríos en el mundo y en el corazón. Acepto la vida como un órgano dentro de mi, la acepta como acepto al hígado o como este me acepta. Tatuar mi piel no me hace un monumento de tinta. Busco la razón en tiempos de absurda arbitrariedad. Y todo eso fue solo una chispa, un destello de dolor en las tripas, no exactamente un dolor pero un tedio que llena mi interior poco a poco, como una corriente de agua fría que fluye en el río de las superfluidades de la vida. En el centro de cada segundo, en las múltiples dimensiones del día. En la amnesia de la piel que olvida que fue tocada. En los momentos que pasan y más tarde no logro recordar.

 

Arte: Max Ernst

Publicado en lo que escribo | Etiquetado | 1 Comentario

Sin limites

image

 

Construyes la virtualmente imposible realidad donde las cosas que parecen más pesadas son las cosas más livianas y las cosas más livianas son las más pesadas. En la que las cosas que te hacen sufrir son de hecho las cosas que te causan más placer, mientras que las cosas que te hacen feliz son las cosas por las que sufres más. Que siempre que cometas un error estés realmente perfeccionando el curso de la imperfección y por eso estás contribuyendo de alguna forma a la existencia de todas las cosas en unión. Eso es por lo que nada nunca satisface tu sed de sensaciones que se sientan como sensaciones reales y no como las sensaciones que sientes. Es por eso que la muerte no te parece la muerte real, porque duele pero no tanto como para evitar que las personas continúen con su inconsciente vida, y si no hay nada tan malo, como para prevenir que las personas continúen con su vida de esta forma, entonces no parece haber una razón para que sea tan importante. Lo humano te parece lo más inhumano. Una transmutación de una conciencia antigua. Ese es el secreto de tu corazón, que es sensible a todas las cosas y por lo tanto es sensible a nada. Lo veo en tus ojos,  pronto te rendiras a la libertad de la sangre, perteneceras a la absoluta anarquía y a la irreversible insurrección.

*

*

*

Arte: the nightmare por Henry Fuseli

Publicado en Arte y fotografia, Enfermedad, lo que escribo | Etiquetado , , | Deja un comentario

Delirio nocturno

image

Las cosas son magníficas si se tiene la disposición a la magnificencia. Son hermosas, si al verlas esta nuestro espíritu dispuesto a la hermosura. Por el contrario si se lleva dentro la esencia de los seres trágicos predomina la indisposición a todo estímulo visual o al tacto. Para los que ya han como yo, probado toda ilusión y comprobado su amargo espejismo. Para los que ya han leído los libros de jóvenes poetas libertinos y los oscuros libros de los mártires de lo oculto, no queda más que continuar su camino. No es sorprendente que se refleje esta tristeza en mi rostro, ahora bien, esto no es tristeza, nunca me he sentido triste, porque nunca la he sentido de la forma que verdaderamente se debe sentir. Sentir es algo vergonzoso para el cuerpo, es algo que todo iniciado en el secreto de ningún secreto se puede permitir. El sentimentalismo es el opio del pueblo, según el mayor exponente del comunismo de la razón. ¿No es esto irrelevante?, ¿no carece esto de alimento? De la verdadera nutrición, de la buena salud que proveen las oraciones contestadas por un dios, la que provee vaciar el alma en silenciosa meditación, o bueno, una última ofrenda para el intelecto: las plantas, las hierbas, los hongos del desierto. Yo me inclino ante los que toman tal decisión. Mi respeto es para los que eligen con devoción. Los que eligen la ciencia y sus métodos. Mi dios son los que creen en un dios, o los que no creen en ninguno. Mi alabanza es para el que ayuna o para el glotón. Mis cantos para las desaparecidas tribus y su ortodoxa configuración. La vida es mi religión. Mi credo es la búsqueda enardecida de la emoción, del fervor de los corazones que jamás sentiré, de la sangre bebida en México que jamás probaré, de las pruebas de fe que jamás enfrentaré. ¡Sigan peregrinos caminando hacia a la Meca de la muerte! hacia el útero de la madre tierra, hacia Mahoma o el peyote o toda forma de aparatosa revelación. Yo no blasfemo, solo busco conocer, impaciente como soy, el cielo o el infierno.

*

*

*

Arte: Hieronymus Bosch

Publicado en lo que escribo | Etiquetado | 1 Comentario