Un libro sobre todo lo que sucede en las entrañas

image

Últimamente no he escrito mucho acerca de lo que leo, no he dejado de leer por supuesto, pero si he abandonado un poco este espacio. Prometo empezar a publicar más acerca de mis nuevas lecturas para los pocos que leerán esto y aprovecho para agradecerles por seguir mi blog. Ahora, les quiero presentar un libro tan incomprensible como interesante, Islas Flotantes de Joyce Mansour, su poesía siempre me ha estremecido por su delirio y por estar llena de sexualidad y este libro no carece de ninguno de los dos, Están presentes toda la locura y la enfermedad pero a esto le añade el sexo, todo esto lo hace una lectura pesada para estómagos sensibles pero sin duda lo recomiendo. Me ha gustado mucho a pesar de que ha sido difícil digerirlo.

Continuó avanzando. Los pasillos son las venas del hospital y cada enfermo debe zambullirse, nadar a contracorriente, zambullirse en su espuma. Por cada coágulo expulsado cuajan mil coágulos que coagulan y estallan como pompas. ¿Seré yo uno de ellos?

*

Tengo la clara impresión de haber ascendido un escalón hacia la lucidez: el del asco.

*

La vida y el dolor hunden profundas raices, sobre todo en corazones apenados y solitarios: el camello soporta sin quejarse los fardos más pesados y el lobo sabe morir en silencio.

*

El sí y el no polulan en mi cerebro , se persiguen y se multiplican , separados por una fina membrana: la piel de mi rostro.(por eso ya no me maquillo.) Tienden a unificarse. Tengo miedo de despertarme sobre un no rotundo do. La ausencia de amor. La descompresión. El agujero negro

Tengo la clara impresión de haber ascendido un escalón hacia la lucidez:el del asco. 

Nadie conoce el rostro de su muerte. 

Dormir, rodilla en tierra, como el árbol de la vida: la muerte es un lunar sobre el cráneo desnudo de un día abrasador. Dormir antes de que la roca se convierta en el polvo que fue. Escuchar el burbujeó del caracol que abandonó su concha en el camino y sale de mi boca en filamentos, en pompas y banderolas, una vez disueltos los truenos del deseo.

Que sea de rosas tu despertar, dijo el sepulturero. 

Joyce Mansour

^

^

^

^

^

^

^

^

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Enfermedad, Joyce Mansour, Lecturas, Lo de interés hoy, Lo que se debe leer, Obsesión, Prosa, Traducción y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s