Rimbaud describiendo perfectamente lo que hay aquí dentro

Arte: Elisa Ancoriimage

  La última inocencia y la última timidez. Está dicho. No manifestar al mundo mis ascos ni mis traiciones. ¡Vamos! La marcha, la carga, el desierto, el tedio y la cólera. ¿A quién alquilarme? ¿Qué bestia hay que adorar? ¿A quė santa imagen es preciso atacar? ¿Qué corazones romperé? ¿Qué mentira debo sostener? –¿Sobre qué sangre marcharé? De profundis domine, ¡seré animal!

▫️

▫️

▫️

▫️

▫️

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Enfermedad, Lo que se debe leer, Obsesión, Poetas, Traducción y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s