Laberinto de la Estrella

Imagen0353

No era el cosmos,

Sino la lejanía de un llanto

No todo estaba en ti.

Era la ausencia vegetal del desamparo

Desborda el  pensamiento al núcleo,

Y libera al sol.

Me desconocían, ellos, los malditos

Se abre la ventana y prorrumpe el viento;

No agites mi frente dormida y ebria.

La iluminación del laberinto, Guillermo Saenz Paterson

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lo de interés hoy, Poetas y arte. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s