Tributo al infierno de una dama

Michael Reedy

Algunos perros que duermen en la noche

Deben soñar con huesos

Y yo recuerdo tus huesos

En carne

Y aun mejor

En aquel vestido verde oscuro

Y aquellos altos y brillantes

Zapatos negros.

Siempre maldecías al beber

Tu pelo cae

Querías explotar

¿Que te retenía?

Memorias podridas

De un pasado podrido

Y finalmente

Pudiste salir

Al morir.

Dejándome con este podrido presente

Has estado muerta 28 años

Pero aun te recuerdo

Mejor que al resto

Tú eras la única

Que entendía

Lo inútil de la vida

Todos los demás estaban disgustados

Por cosas triviales

Criticando

Sin sentido a lo que no tenia sentido.

Jane, tú moriste por saber demasiado

Aquí un trago

Por tus huesos

Con los que  este perro aun sueña.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bukowski, Traducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s